En apenas cuatro años, de 2015 a 2018, este certamen ha duplicado el número de fotografías presentadas, al pasar de 1.169 a las citadas 2.351, un crecimiento que demuestra el interés que ha generado entre los profesionales y los aficionados a la fotografía de naturaleza.

La organización de FIO establece un primer premio a la mejor imagen, dotado con 1.500 euros y, además, continúan las categorías ‘Aves de Extremadura’ (fotos de aves silvestres realizadas en la región); ‘Aves de España’ (realizadas en cualquier lugar de España); ‘Aves del mundo’ (realizadas fuera de España); y ‘Jóvenes fotógrafos’ (para aquellos que no hubiesen cumplido 18 años antes del 15 de enero, fecha límite para la presentación de los trabajos).

En la edición de 2018 se ha creado una sexta categoría, la de ‘Técnicas fotográficas’, para las imágenes de aves silvestres realizadas con técnicas especiales, como alta velocidad, exposición múltiple, HDR, etc, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Todas las categorías otorgan un premio de 750 euros al ganador, excepto la de ‘Jóvenes fotógrafos’, que concede material fotográfico valorado en 500 euros. Además, respecto al año pasado, el número de accésits ha pasado de cinco a ocho.

El jurado está compuesto por nueve fotógrafos de naturaleza de reconocido prestigio en España y un representante de la Dirección General de Medio Ambiente, que se reunirán el primer fin de semana de febrero en Badajoz para deliberar.

La entrega de premios se celebrará el 24 de febrero en la feria FIO, en el Parque Nacional de Monfragüe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.