La asociación ha reiterado su “enorme labor de oposición” a la instalación de una mina de litio a cielo abierto en Cáceres, la cual según apunta “amenaza con destrozar todo el paraje natural circundante y dañar de forma irreversible la imagen de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad”.

Por otra parte, también ha insistido en su reclamación que “demolición” del complejo “ilegal” Maria Isla de Valdecañas, en la provincia de Cáceres.

También, ha subrayado que en 2018 seguirá alertando sobre cuestiones como “el cambio climático, la extinción de especies, la contaminación química o el agotamiento de recursos”.

De este modo se ha pronunciado Ecologistas en Acción de Extremadura dentro de su balance de actividad de 2017, y al hilo del cual ha subrayado la “importancia” de “continuar” con la “lucha ecologista” en la región.

“Cuando se cumplen 20 años de la fundación de la organización, el panorama de crisis ecológica, económica y social a nivel global hace más necesario que nunca continuar con nuestra actividad”, señala en nota de prensa el colectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here